Contractura muscular y masaje

Contenido

¿Qué es una contractura muscular?

Una contractura muscular, como su propio nombre indica, es la contracción de un músculo o de las fibras musculares que se produce de forma constante e involuntaria. Y que se caracteriza por manifestarse y permanecer en ese estado incluso cuando los músculos están en reposo.

Las contracturas musculares se producen como consecuencia un aumento permanente del tono muscular que, al mismo tiempo, deriva en la disminución de la circulación sanguínea en la zona afectada acompañada de una acumulación de toxinas. También da lugar a la disminución y limitación de la capacidad de movimiento de dicho músculo o fibra muscular.

La acumulación de metabolismos de desecho, las toxinas que mencionábamos, hacen que se produzca una mayor presión entre las fibras. Lo que se traduce en el aumento de la sensación de dolor, y nuevamente, en el aumento del tono muscular. Se trata de una espiral sin fin por lo que para poder recuperarse es imprescindible interrumpir el comportamiento cíclico de esta afección.

Causas

La aparición de contracturas musculares puede deberse a diversas causas o factores que contribuyen a su desarrollo. Aunque lo más frecuente es padecer contracturas como consecuencia de:

  • Realizar esfuerzos, por ejemplo, en el ámbito laboral.
  • Mantener en el tiempo las mismas posturas estáticas o realizar los mismos movimientos de forma repetida.
  • Padecer tensión emocional como ansiedad o estrés.
  • Practicar deporte en exceso o, por el contrario, practicar deporte sin estar habituados o acostumbrados.
  • Traumatismos.
  • Llevar un estilo de vida sedentario.
  • Sufrir de lesiones en la columna vertebral o de alteraciones estructurales.
  • Exposición al frio ya sea en la calle o por aires acondicionados o corrientes de aire.
  • Microroturas producidas por lesiones al practicar deporte.

Además, las contracturas pueden surgir como mecanismo de defensa o contracción antiálgica en presencia de hernia discal, protusión, atrapamientos nerviosos, lesiones articulares o por reflejos viscerales.

Síntomas

Las contracturas musculares van acompañadas casi siempre de dolor. Aparece una zona de dolor dentro de la cual el paciente puede palpar y diferenciar un abultamiento o nudo.

Aunque el dolor es la sintomatología más característica de esta lesión también cabe destacar la limitación del movimiento articular. Esta limitación o dificultad de movimiento por parte de la articulación deriva en una sobrecarga del resto de articulaciones sanas.

Otros síntomas que pueden alertarnos de padecer una contractura muscular son el dolor de cabeza, hormigueo y mareos.

Además, pueden agravarse en caso de no tratarse ya que las contracturas musculares no corregidas cuando se mantienen en el tiempo más allá de la tercera semana comienzan a provocar daños en las fibras nerviosas del músculo afectado y dañan a más tejidos.

Cuando esta lesión se alarga mucho en el tiempo puede llegar a dañar nuestra columna vertebral, deformándola y debilitando la musculatura prevertebral como consecuencia de la adopción de malas posturas de forma repetida y continuada.

Tratamiento

A la hora de tratar una contractura muscular el tratamiento convencional y fundamental para devolver al tejido afectado su estado normal es el masaje.

Sin embargo, dependiendo de la gravedad y de otros factores los tratamientos convencionales no siempre resultan suficientes y es por ello por lo que hay que recurrir a otros métodos terapéuticos como la ingesta farmacológica.

Sin embargo, en Madrid existe un tratamiento que en combinación con el masaje terapéutico es capaz de dar una solución más rápida y efectiva a las contracturas musculares. Se trata de la terapia laser bioestimulante combinada.

Gracias a los efectos antiinflamatorios, antiálgicos y antiedematosos del láser, con la terapia láser combinada bioestimulante se potencia la mejora de la circulación sanguínea, nutrición del tejido, desintoxicación de las células, estimulación del sistema inmune y la relajación del sistema nervioso que proporciona el masaje, eliminando la contracción del músculo y con ella el dolor u otros síntomas. Además, de devolver a la articulación su capacidad funcional y de movimiento

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos.