Hernias y Protusiones

Dolor cervical, lumbar y dorsal

La espalda es la encargada de sostener el cuerpo, permitir su movimiento, mantener estable el centro de gravedad y proteger la médula espinal.

Es una estructura clave en el correcto funcionamiento del cuerpo humano pero, sin embargo, el 80% de la población española sufre dolor de espalda al menos una vez en su vida. Y el 30% de la misma lo padecen de forma crónica.

Las mujeres son las que sufren una mayor incidencia. 6 de cada 10 personas que manifiestan dolor de espalda son mujeres. Los expertos atribuyen estas cifras al hecho de que tienen largas jornadas laborales sumadas al trabajo doméstico que realizan en casa.

En cuanto a la edad, es más probable que esta dolencia se manifieste entre los 35 y los 45 años. Aunque la población más afectada es la que se encuentra entre los 46 y los 55.

Causas y consecuencias de las lesiones de columna vertebral

Existen dos tipos de factores que pueden dar lugar a las lesiones de columna vertebral: los factores mecánicos y los factores psicosociales.

Entre los factores mécanicos cabe destacar:

  • Estar expuestos a vibraciones.
  • Manejo de peso o cargas.
  • Mantener durante largos periodos una postura inadecuada.
  • Debilidad de la musculatura tanto de la espalda como abdominal.
  • Realizar repetidamente movimientos de flexión y torsión de la columna vertebral.

En cuanto a los factores de tipo psicosocial se incluyen:

  • Estrés.
  • Insatisfacción laboral.
  • Cargos con poco nivel de decisión.
  • Sentir falta de apoyo.

La primera consecuencia de las lesiones de columna es que los músculos se agarrotan y adoptan un estado forzado. El problema se produce cuando no se tratan estas dolencias ya que en caso de no corregirse puede afectar a estructuras más profundas como el nervio.

Además, puede cronificarse manifestándose durante mucho tiempo y hasta llegar a incapacitar.

El dolor e inflamación en hombros, rodillas, caderas e incluso manos, pies y dedos puede ser consecuencia de un problema de espalda no corregido y mantenido en el tiempo. En estos casos se precisa tratar al mismo tiempo la columna vertebral y la articulación afectada . Algunos ejemplos de patologías derivadas de una dolencia de espalda son: osteoartritis, hernia de disco, fibromialgia y degeneración del cartílago, entre otras.

Tratamiento

En el caso de los dolores musculares, por lo general los tratamientos convencionales como, por ejemplo, masajes, estiramientos y ejercicios suelen ser suficientes,

Sin embargo, cuando las patologías se cronifican dichos métodos pueden fallar.. Llegados a este punto un tratamiento que sí que resulta efectivo como es el caso de la bioestimulación mediante láser.

Este innovador tratamiento tiene como objetivo trabajar la zona afectada y reducir la inflamación de la misma para que la contractura muscular termine por remitir.

Pero eso no es todo, a través de la aplicación concreta de la laserterpia se consigue:

  • Disminuir el dolor.
  • Mejorar la funcionalidad de la columna y el resto de zonas afectadas.
  • Estimular la zona nerviosa afectada de manera que, una vez desinflamada, la contractura muscular remite.
  • Mejorar la calidad de vida del paciente.

Contáctanos

Relacionado

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos.