Neuroma de Morton y Laserterapia

Contenido

¿Qué es el Neuroma de Morton?

El Neuroma de Morton es una patología que afecta al pie y que se denomina también neuroma plantar o neuroma interdigital ya que se caracteriza por dañar al nervio interdigital. Esta lesión consiste en el engrosamiento de dicho nervio acompañado de la destrucción, degeneración y adelgazamiento de este.

Se trata de una patología con un nivel de incidencia más elevado en mujeres con independencia de la franja de edad en la que se encuentren. Aunque cabe destacar que cada vez es más frecuente que se manifieste en hombres jóvenes que practican alguno de los deportes que favorecen la aparición de esta lesión.

Lo normal es que el Neuroma de Morton se desarrolle entre el tercer y cuarto dedo del pie. Sin embargo, también puede localizarse entre el segundo y el tercero. Lo que implica esta afección es el adelgazamiento de los tejidos alrededor del nervio interdigital o conductor de los dedos del pie. Teniendo como consecuencia un dolor agudo y ardor en el metatarso.

Causas

No existe una única causa que resulte determinante en la aparición del Neuroma de Morton. No obstante, cabe destacar que en aquellas zonas del cuerpo donde se da una ramificación del sistema nervioso es más sencillo y probable que se produzcan lesiones.

Esto es lo que sucede con esta patología. Ya que cualquier traumatismo en la unión de los nervios plantares lateral y medial hace que estos no puedan deslizarse libremente y se acabe produciendo un neuroma entre el tercer y cuarto dedo del pie.

Sin embargo, esta afección no solo puede desarrollarse por traumatismos, sino que hay otros factores que también contribuyen en su aparición como, por ejemplo:

  • Tipo de calzado empleado: utilizar un calzado estrecho, con poca suela, o utilizar tacones altos con mucha frecuencia y durante muchas horas hace que la planta del pie y los dedos reciban una presión más elevada de la habitual.
  • Deformidades: aquellas personas que padecen deformidades en el pue como juanetes, pies planos o dedo martillo tienen también más posibilidades de acabar padeciendo Neuroma de Morton.
  • Práctica de determinados deportes: los deportes y actividades de alto impacto como puede ser el atletismo y el tenis suelen prestarse a que los pies sufran lesiones repetitivas. Como consecuencia de esas lesiones repetidas puede aparecer un neuroma. Además, ciertos deportes como el esquí o la escalada requieren de un calzado específico y estrecho que provoca esa presión ya mencionada.
  • Otros factores como: pronación brusca del pie al caminar o correr y sufrir otras patologías como el acortamiento de los músculos posteriores de la pierna.

Síntomas 

El principal síntoma y más común del Neuroma de Morton es el dolor que se presenta en la cara plantar del pie más concretamente entre la cabeza de los metatarsianos. Se trata de un dolor progresivo que, además, puede verse acentuado o incrementado tras practicar deporte, haber estado un rato de pie o haber usado tacones u otro calzado inadecuado. Cabe destacar que es poco frecuente que el dolor se manifieste durante la noche.

Es una patología sin signos externos, es decir, no puede apreciarse por ejemplo un bulto, inflamación o hematoma. No obstante, además del dolor progresivo y mantenido en el tiempo existen otros síntomas que pueden alertar de la presencia de esta lesión. Los más representativos son:

  • Ardor intenso en el pie. Puede extenderse a los dedos de los pies.
  • Entumecimiento y/o hormigueo en los dedos del pie.
  • Sentir que se tiene todo el rato una piedra dentro del zapato o una arruga en el calcetín.
  • Picor o sensación de descarga eléctrica.

Como comentábamos el Neuroma de Morton es una enfermedad progresiva por lo que todos estos síntomas tanto el dolor como el hormigueo, ardor, picor, etc. van empeorando o manifestándose de forma más intensa con el paso del tiempo.

Diagnóstico

Si se durante días se padece dolor en el pie y no acaba de remitir por completo es conveniente visitar al médico que realizará una exploración física para determinar la causa del dolor. Además, a fin de descartar otras patologías como por ejemplo una fractura o fisura podrá solicitar otras pruebas diagnósticas como la radiografía.

Aunque para diagnosticar el Neuroma de Morton será preciso realizar una ecografía o resonancia magnética ya que son las pruebas que permiten ver y estudiar lesiones en los tejidos blandos y que son realmente efectivas para detectar esta patología incluso cuando no se presentan síntomas.

Consejos preventivos y tratamiento

A fin de prevenir la aparición y desarrollo del Neuroma de Morton existen varias cosas a tener en cuenta y que pueden ponerse en práctica como, por ejemplo:

  • Utilizar calzado cómodo y ancho para que los dedos de los pies y sus nervios puedan deslizarse libremente.
  • En caso de practicar deportes o actividades de alto impacto o que sobrecarguen los pies conviene colocar hielo en la zona tras acabar.
  • Ingerir alimentos ricos en vitamina B12.
  • Hacer ejercicios de fortalecimiento prescritos por un profesional.

En cuanto al tratamiento cabe destacar que existen terapias tradicionales como la ingesta de fármacos, las inyecciones de esteroides, la cirugía de descompresión o, en casos extremos, la extracción del nervio.

El problema es que estos tratamientos son altamente invasivos y no siempre son efectivos. Además de contar con efectos secundarios nocivos para la salud como el consumo de fármacos o el entumecimiento permanente de los dedos del pie en caso de la extracción del nervio y el bulto o neuroma.

Por eso desde FisioLáser queremos compartir con vosotros la Terapia Láser Bioestimulante, un tratamiento indoloro y nada invasivo por el cual se puede tratar con éxito tanto el engrosamiento fibroso como el adelgazamiento de determinadas capas del nervio y, además, frenar la degeneración de este.

Esta terapia actúa desinflamando la zona y acabando con el dolor y otros síntomas y trabaja al mismo tiempo la recuperación funcional. Por lo que la Terapia Láser Bioestimulante no solo pone el foco en acabar con el dolor sino en atajar la patología por completo desde su causa.

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos.