Artritis reumatoide

Mujer de 47 años de edad entra en consulta diagnosticada de artritis reumatoide con fuerte dolor en los pies y en varios dedos de la mano, así como también en columna cervical destacando contractura en trapecio superior.

La  paciente presenta una limitación global en la columna cervical del 30%. La funcionalidad de la mano está conservada sin presentar limitación funcional, pero es incapaz de lograr los últimos grados en flexión y extensión de dedos de la mano; en las últimas semanas la paciente ha notado una pérdida de fuerza en las manos.

La paciente  empezó a manifestar dolor en las articulaciones de los dedos de las manos hace 3 años, cuando fue diagnosticada de artritis reumatoide. Presenta sinovitis en carpo.

La paciente está en tratamiento farmacológico propio de la artritis reunatoide; metrotexate 15 mg. a la semana, Humira 40mg. cada 2 semanas, Dacortin 5 mg. según inflamación articular.

Con la 1ª sesión de Terapia Láser Combinada Bioestimulante nota menos dolor en 1º dedo de la mano, la contractura del trapecio superior ha disminuido y ha mejorado la movilidad de la columna cervical. Como se encontraba mejor, ha acordado con su médico ir bajando progresivamente la medicación.; con la 2 ª sesión tiene menos dolor en 5º y 3º dedo.; con la 3ª sesión el dolor ha desaparecido por completo en la muñeca, aunque persiste el dolor en 4º y 5 dedo.; con la 4ª sesión ha bajado a la mitad la dosis de dacortin, ahora toma 2,5 mg.; con la 5ª sesión no refiere dolor en dedos de la mano, sino una ligera molestia. En las dos últimas sesiones ha habido una recuperación importante de fuerza en las manos.; con la 6ª sesión ha mejorado considerablemente calidad de vida y según analítica sanguínea es la primera vez en 3 años, desde que comenzó con la medicación, que sus niveles de precipitación reumática sanguínea se han normalizado.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)
0 / 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos.